En Espíritu y en Verdad: Planeación